(11/12/2016) La producción de caqui en Huaral: Un dulce fruto con historia

59

fruta del fuego divino 

Originaria de Japón

Huaral, tierra del caqui

Los científicos japoneses lo denominaron el “rey de las frutas” o “manjar de los dioses”

Huaral, ubicado en la costa norte de Lima, Perú, es conocido por su fértil valle y su producción de diversas frutas, entre las que destaca el caqui, también conocido como kaki o palosan. Su cultivo se ha convertido en una importante actividad económica para la región, gracias a las condiciones climáticas favorables y la tradición agrícola de la zona.

Esta fruta de color anaranjado o rojizo que se caracteriza por tener forma de un tomate, no cuenta con semillas, y posee un alto valor nutricional, lo cual la hace muy buena para nuestra salud. Los científicos japoneses lo denominaron el “rey de las frutas” o “manjar de los dioses”, ya que su grado de fructuosa es alto, y es número uno en vitamina A. Asimismo, contiene 3.5 veces más vitamina C que los cítricos, tiene vitamina E y diversos minerales como manganeso, cobre, potasio, magnesio y fósforo.

Por estas características y otras, este cultivo resulta una excelente alternativa para los productores peruanos que buscan incrementar su canasta agroexportadora.

Huaral, tierra del caqui

¿Cómo esta fruta deliciosa llegó a nuestro país? El Ing. Zoot. Carlos Fukuda Fukuda, pionero de este cultivo, nos cuenta que en 1952 llegaron los primeros 60 plantones al valle de Huaral, Lima, y que fue su padre, Carlos Fukuda Ichikawa, quien introdujo ese año la variedad “Shonaí”. “Posteriormente, desde 1996 traje nuevas variedades como “Guiombo”, “Rama Forte”, “Fuyu”, “Yotsumido”, “Kyoto” y “Doyokuma”, así como otras tres variedades de portainjertos y patrones”, sostiene.

Video Grabado el 11 de diciembre del 2016 / Generador de contenidos: Juan Carlos Chuquilin Barrantes