14 de junio de 1983, Asesinan del padre Vicente Hondarza en Lampián

19

El 21 de junio del año 2002, brindaron sus testimonios los padres Antonio Sanchez y Carlos Pinedo sobre el asesinato del reverendo Vicente Hondarza ocurrido en Huaral el 14 de junio de 1983; se desconoce a los autores. Vicente Hondarza cumplía una excelente labor pastoral, fue muy querido en el poblado de Lampián, él había sufrido constantes amenazas, pero aún así seguía cumpliendo con su labor pastoral y ayudaba a los más pobres.

Es en estas circunstancias que el padre Vicente Hondarza es hallado muerto el 14 de junio de 1983, al pie de un acantilado en circunstancias aún no esclarecidas.

 Cabe resaltar que las fuerzas del orden decían que él había muerto por accidente, mas la autopsia mostraba evidentes huellas de torturas, lo cual indicaba un asesinato. Estuvieron presentes la voluntaria Pilar Coll Torrente y, el personal de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), Sonia Elizabeth Hoyos Arévalo.

Más información

El sacerdote español Vicente Hondarza, cumplía su servicio pastoral, principalmente, con Comunidades Campesina y Asentamientos Humanos en la ciudad de Chancay. 

Desde principios de 1983, recibió acusaciones, junto con sectores de la iglesia progresista, de estar instigando a los campesinos  de Huari para que invadan terrenos de Lumbra.

La muerte del padre Vicente Hondarza ocurrió el 14 de junio de 1983, en las serranías de Huaral, en el poblado de Lampián. El cuerpo sin vida del padre Vicente fue encontrado al pie de un acantilado. Aunque nunca se realizó una investigación adecuada, era evidente que el padre Hondarza fue torturado y asesinado; su muerte ratifica la plena convicción de la población de Chancay de que el padre Vicente Hondarza vivió y murió por los pobres.

Al día siguiente de su muerte la policía negó al abogado y un sacerdote ver la habitación donde había dormido, la negativa se siguió repitiendo los días posteriores. La frazada en donde dicen haberlo recogido, apareció dos meses después.

Fuente: Comisión de la verdad.