El megapuerto de corio será financiado por Estados Unidos y superaría al megapuerto de Chancay

74

El megapuerto de Chancay, administrado por intereses chinos, ha generado preocupación en EE.UU. debido al creciente poder asiático en la región. Esta inquietud ha llevado a Washington a centrar su atención en este nuevo proyecto estratégico

China ha avanzado en proyectos como el puerto de Chancay, uno de los más grandes de la región, lo que ha generado inquietud en Estados Unidos. En un intento por equilibrar las inversiones en Latinoamérica, el país norteamericano ha centrado su atención en el terminal de Corio, en Arequipa.

La empresa estatal China Cosco Shipping planea inaugurar el puerto de Chancay a finales de 2024, tras una inversión de 1.300 millones de dólares. Se espera que esta infraestructura tenga un impacto considerable en el comercio entre Sudamérica y Asia. Según Bloomberg, Perú está promoviendo Chancay como un ejemplo de su potencial para convertirse en un centro comercial regional, considerando la geopolítica actual.

China vs. Estados Unidos: ¿qué buscan las potencias con la inversión en Latinoamérica?

Las autoridades de Estados Unidos, que han criticado abiertamente las inversiones chinas en América Latina, han expresado su preocupación por el creciente dominio de China en la infraestructura de Perú. La construcción del Terminal Portuario Multipropósito de Chancay, un proyecto emblemático de esta relación, ha sido el principal motivo de descontento estadounidense en el contexto de la competencia geopolítica con el gigante asiático.

El embajador de Perú en Estados Unidos, Alfredo Ferrero, mencionó a Bloomberg que Perú está trabajando para estrechar la relación con Estados Unidos a través de un gran proyecto destinado a equilibrar la presencia de ambas potencias en las costas peruanas. Según Ferrero, este proyecto busca contrarrestar el creciente impacto de China en el comercio marítimo peruano y garantizar un equilibrio en la balanza de influencias.

Perú espera la visita del presidente chino, Xi Jinping, para la toma de posesión de Chancay durante la conferencia de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). Aunque Chancay está en el foco de atención actualmente, representa solo el más reciente ejemplo de las inversiones chinas en el país.

“El cien por ciento de la electricidad de Lima es de propiedad china, muchos de los proyectos mineros de cobre también son de China. China tendrá el puerto más grande de Sudamérica”, señaló Ferrero.

“Esa es la situación objetiva y Estados Unidos lo ha notado. Pero no basta con darse cuenta, es necesario actuar”, añadió.

Ferrero, exministro de Comercio peruano, negoció un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos que aún está vigente. Fue nombrado embajador en Estados Unidos a principios de este año y se ha propuesto atraer nuevas inversiones.

¿Megapuerto de Corio podría superar al de Chancay?

El megapuerto de Corio, proyectado para superar en tamaño al puerto de Chancay, está siendo promovido por Perú entre inversionistas estadounidenses. Esta iniciativa, concebida hace más de veinte años, se integraría a una red logística que incluiría un aeropuerto y una zona económica especial en la Región de Arequipa. Esta propuesta fue presentada hace dos años en un evento portuario de la Asociación Americana de Autoridades Portuarias (AAPA) en Santos, Brasil.

Desde entonces, Perú ha continuado avanzando para materializar este puerto. Recientemente, Proinversión firmó un acuerdo con la Autoridad Portuaria Nacional para evaluar el potencial del Terminal Portuario de Corio. Actualmente, la iniciativa ha sido presentada a inversionistas estadounidenses en la ciudad de Nueva York.

El diplomático destacó que el puerto de Corio podría ser una contraparte del proyecto de Chancay, desarrollado por Cosco Shipping Ports, que posee el 60% de las acciones del proyecto junto a su socio peruano, Volcan Compañía Minera.

«Sería un puerto que podría ser un contrapeso al proyecto Chancay de China», declaró Alfredo Ferrero a Bloomberg